Ambientacion

Hace muchos años, un bebe nació, más para la sorpresa de la gente, él bebe brillaba, aquel niño fue conocido como él bebe luminiscente. Lejos estaban los humanos de comprender que aquel seria apenas el principio de los cambios, de la evolución que el ser humano tomaría a partir de allí. Los años pasaron y la gente comenzó a nacer con capacidades únicas, habilidades inigualables que antiguamente se creerían imposibles, telekinesis, pirokinesis, la capacidad de volar, súper fuerza, la variedad de estas capacidades era simplemente infinita, estas habilidades sobrenaturales pasarían a llamarse Quirks. Más de un siglo paso ya, y aquello que era sobrenatural se volvió natural, hoy día un 80% de la humanidad posee un quirk, una habilidad única o al menos una fisiología única, y aquello que antiguamente solo se vería en historietas para niños que tanto soñaban con volverse uno, se volvería una de las profesiones más buscadas de toda la tierra, los Superhéroes. Decenas de academias fueron creadas a lo largo del mundo, enseñando a jóvenes como usar su poder, su quirk, de manera eficiente, convirtiéndolos en superhéroes profesionales, personas que se encargaban de solucionar los problemas más graves del mundo en nombre de la ley y el orden, estos recibían pagos por sus servicios y serian aclamados por la gente como héroes que salvaban el día. Mas siempre que haya luz, debe existir la oscuridad, siempre que haya bondad, debe existir la maldad. Siendo casi toda la población humana capaz de utilizar habilidades únicas otorgadas por su quirk, así como nacieron los superhéroes, nacieron también los villanos, fue así como la balanza del mundo comenzó a cambiar, a inclinarse por motivos distintos a los comunes. A medida que más héroes nacían, mas villanos aparecerían, personas que utilizaban su quirk para maldades, robar, matar, causar destrucción en las ciudades… fue así como el caos, el conflicto entre el bien y el mal, comenzaría a dejar sus marcas en el mundo… más ¿Qué lado seria el vencedor? Bueno eso nadie podría saberlo, después de todo, la historia de este mundo aún se está escribiendo, dependerá de los héroes o villanos que aparezcan el curso que este mundo fuese a tomar…
Últimos temas
» [Normal] ♕ Return Of Kings (cambio de botón)
Dom Sep 04, 2016 12:19 pm por Invitado

» Una de historia...(Abierto)
Vie Sep 02, 2016 8:54 pm por Tarak

» [+18 Privado Koi] No te duches tarde
Miér Ago 31, 2016 5:11 am por Koi Sakuraba

» Himitsu no Pettoakademi -confirmación élite-
Mar Ago 30, 2016 1:50 pm por Invitado

»  Learning To Fly (Solo Estudiantes)
Mar Ago 30, 2016 12:50 pm por Ishimaru

» Tír na nÓg / Afiliación élite
Lun Ago 29, 2016 3:34 pm por Invitado

» White Album (Shiro)
Dom Ago 28, 2016 6:35 pm por Shiro

» Koulet City {Afiliación Élite - Confirmación}
Dom Ago 21, 2016 5:49 pm por Invitado

» El cuadro [Social | Pasado | Priv. Shiro]
Dom Ago 21, 2016 3:32 pm por Shiro

HERMANOS 2/3


Élite 16/33
Moon TalesLeague of LegendsTGreHeroes Of OverwatchCrear foro
------------- CRÉDITOS ----------
Skin hecho por Hardrock de The Captain Knows Best.

A little bit of sugar and cliche on my coffee [Libre]

 :: El Mundo :: Asia :: Japón

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

A little bit of sugar and cliche on my coffee [Libre]

El pequeño intervalo de tiempo que existía entre la academia y el hogar de Tony, ése era su único descanso de toda clase de existencia extraña. No todo era felicidad en sus estudios, el último año resultaba algo mas estresante de lo habitual, y claro, el intercambio no le ayudaba en nada. Jamás renegó del trabajo, al menos si era ligero, pero la rutina de llegar a lavar los platos del local ya se tornaba muy monótono. Dejó el chaleco en la cocina, colocándose el delantal blanco, empezando su trabajo para poder calentar la comida puesta en el refrigerador y rezar porque no llegasen clientes para interrumpir. Al menos el platillo de fideos estaba caliente, teniendo la oportunidad de dejarlo sobre la mesa y sentarse a observar a su alrededor. ¿Cómo no sería agradable un pequeño restaurante? Aquel aspecto rústico de la madera quitaba toda marca de estrés contemporáneo, los ventiladores de techo evitaban el calor y el sol del atardecer era más que suficiente para dar un bello adorno a la calle.

¿Qué podría salir mal?


Tocaba turno de trabajo, y con ello la llegada de los últimos clientes del día.

Mensaje por Tony Fraga el Dom Jul 17, 2016 9:30 pm

Volver arriba Ir abajo

Re: A little bit of sugar and cliche on my coffee [Libre]

Pasar de vivir en una casa enorme, rodeado de familiares que, aunque fríos de corazón, te guardaban cierto cariño, quizás ligado a la lástima, y atendían tus pedidos siempre que necesitabas algo, a ser un joven de 17 años que vive sólo y debe valerse de sí mismo para todo... Si, definitivamente no era un cambio muy fácil de llevar, mucho menos si a eso se le agrega el hecho de no tener idea de cómo se movía la sociedad más allá de lo que describían los libros.

Podía arreglárselas muy bien para mantener su departamento en orden y limpio, así como lavar la ropa y otros asuntos de carácter más sistemático. ¿Pero cocinar? ¿Co-ci-nar? No tenía idea de cómo preparar algo que se pueda comer, y que, de preferencia, no se escape del plato una vez servido. Le habían enseñado de todo en los últimos años, pero nadie de su familia se había dignado a decirle cómo NO convertir todo alimento que sus manos tocaran en una plasta grisácea e indigerible.

Tendré que conseguir unos libros... ―susurraba a la nada mientras caminaba a paso lento por las calles de la ciudad, pensando en qué hacer para no morir de hambre en la primer semana desde su llegada. Ya se estaba resignando a intentar sobrevivir a base de pan y agua una vez más cuando, frente a sus ojos, vio la respuesta a todas sus plegarias aún no rezadas: Un restaurante.

Ni lento ni perezoso, Ryan ingresó en el local y tomó asiento en la primera mesa que encontró, dejando sus cosas de la academia a un lado de la silla mientras se acomodaba con los codos apoyados sobre la madera, soltando un muy leve suspiro de relajo. Además de ver su hambre pronta a desaparecer, no podía evitar sentir cierto alivio al alejarse de la multitud.

Mensaje por Ryan el Lun Jul 18, 2016 12:14 am

Volver arriba Ir abajo

Re: A little bit of sugar and cliche on my coffee [Libre]

Los minutos pasaban, cada cucharada que daba era el fin de la agonía causada por el hambre, y claramente era un progreso en la rutina. Levantó su plato, dirigiéndose hacia la cocina, llevando intenciones de lavarlo y poderse dar el lujo de vagar un rato, un deseo que nunca llegó. Tras de él sonaba la campanilla que anunciaba la llegada de un cliente, lo cual llevó a Tony a la única reacción posible que es capaz de razonar en su mente: "Puta madre"

Una vez dejó el plato, se dio la vuelta, tomando el menú, la libreta y una pluma, llevando encima una actitud no muy animada pero sin llegar a lo apático, se podría decir que formal. - Bienvenido al Dojo Occidental, tenemos menú japonés y este año tenemos el plus de comidas mexicanas - comentó como la clásica introducción, dejando el menú frente al joven. Aunque en ese instante le picó una vena curiosa, ¿lo había visto antes? Muy probable, pero no recordaba dónde.

Mensaje por Tony Fraga el Lun Jul 18, 2016 12:51 am

Volver arriba Ir abajo

Re: A little bit of sugar and cliche on my coffee [Libre]

Pasados unos segundos desde su ingreso al restaurante, y una vez se calmó lo suficiente como para despegar la mirada de la mesa, Ryan se perdió admirando la particular decoración de los interiores. Era un joven muy observador, le gustaba analizar las cosas a fondo y, por ello, no podía evitar frenarse un segundo a admirar los detalles que le daban ese toque de comodidad al lugar. No obstante, ésta cualidad también tenía sus detalles negativos, como lo era el analizar la expresión de todo aquel que se le acercara, de forma disimulada obviamente, como si todos intentaran ocultarle algo y él tuviera que descubrirlo a como diera lugar. Si, sonaba un poco paranoico, pero así era como lo habían criado y enseñado.

¿Comida mexicana? Suena interesante ―veía algo familiar en el rostro del muchacho que se había acercado a atenderlo, le sonaba demasiado a haberlo visto antes. ¿En la academia? ¿Caminando por la calles? Había demasiadas posibilidades, y más se sumaban a cada segundo que pasaba. En momentos como ese odiaba el ser tan obsesivamente analítico― Disculpe el atrevimiento, pero ¿De casualidad no nos hemos visto antes en algún lado? Su rostro me suena extrañamente familiar ―la duda pudo más que él, por lo que terminó preguntando aquello mientras acomodaba sus cosas colgando del respaldar de la silla.

Mensaje por Ryan el Lun Jul 18, 2016 1:10 am

Volver arriba Ir abajo

Re: A little bit of sugar and cliche on my coffee [Libre]

La pluma golpeaba constantemente la hoja de aquella libreta, el gesto impaciente del hombre que espera el fin de una jornada. Aún dentro de él quedaba la duda de una identidad, ¿dónde pudo verlo? A veces la sensación de un reconocimiento no es preocupante pero en esta ocasión tenía motivos para ello: ¿Porqué lo ligaba a algo mas allá de lo humano? No temía, mucho menos se pondría histérico pero nunca le agradó del todo el conocer gente fuera de la academia, solían dar caras distintas en muchas ocasiones. Su acompañante no tardó en llegar a un gesto similar, pero él fue a lo directo, lo cual provocó una vaga risa en Tony, poco audible pero notoria en su expresión facial.

- Chale, ¿sabes? Estaba por preguntar lo mismo - comentó mientras llevaba la mano derecha a la nuca, bajando un poco los hombros para acompañar el gesto. Dio un ligero suspiro, bajando el brazo, retomando la postura de servicio.- Quizás nos cruzamos alguna vez en la academia, pero si a caso, soy Tony, o Speedy Gonzales como dicen algunos - se encogió de hombros, haciendo algo de gracia en su tono al apodo que le otorgaron.

Mensaje por Tony Fraga el Lun Jul 18, 2016 2:02 pm

Volver arriba Ir abajo

Re: A little bit of sugar and cliche on my coffee [Libre]

Una de las cejas del joven se enarcó de forma casi imperceptible, tratando de hacer memoria ante lo dicho por el empleado del restaurante y recordar si lo había visto alguna vez en la academia. Llevaba poco tiempo en Yuuei, no cumplía ni una semana desde que comenzó a asistir a clases, pero si ese muchacho iba también a la institución había dos cosas claras: Primero, que lo más probable era que lo hubiera cruzado alguna vez por los pasillos; y segundo, que él también era un aspirante a héroe, por lo cual estaba sentado junto a un humano poseedor de un Quirk apto para convertirlo en héroe. Detalles sin mucha importancia, pero que prefería mantener presentes en su cabeza ante cualquier futura situación que pudiera necesitarlos.

Bueno, si asiste al Yuuei entonces de seguro lo haya visto por allí en alguna ocasión ―comentó, suponiendo que esa sería la razón de que se le hiciese familiar su rostro― Mi nombre es Ryan, o El tuerto como decidieron llamarme algunos de mis compañeros de clase ―entendía la razón de tal apodo, era demasiado obvio que no le caía del todo bien a algunos de sus compañeros, pero tampoco le daba gran importancia al asunto― Oh, y por cierto, con un simple plato de fideos me contentaré si no es mucha molestia ―el hambre comenzaba a reclamarle que dejara de hablar por un segundo e hiciera su pedido, aunque se le hiciese raro hacerle un pedido a un alumno de Yuuei que de seguro llevaba mucho más tiempo que él en la academia.

_________________
Hablo | Pienso | Narro | Narro 1ra persona
― Ficha ―

Mensaje por Ryan el Lun Jul 18, 2016 2:25 pm

Volver arriba Ir abajo

Re: A little bit of sugar and cliche on my coffee [Libre]

Anotó tranquilo aquella orden, al menos le hizo el favor de poner un platillo fácil en sus manos. - Va, va, dame un cacho, ya vuelvo - dijo antes de darse la vuelta, caminando en dirección a la cocina, poniéndose a su verdadera labor. Aquel lugar le otorgaba vagos pensamientos, no se apuraba al obrar pues la oportunidad de pensar un poco le dejaba cierta paz, ¿a caso pensar en qué decir al recién llegado? No, para nada, simplemente meditar sobre el día y lo que hará una vez cierre el local.

Escuchó la campanilla de la alarma que tenía en la cocina, eso significaba que ya estaba listo todo para servirse. Añadió un par de verduras al costado del plato, echando las especias necesarias para dejar su toque al sabor, tomó la bandeja con las especias que el cliente puede poner al gusto y dejó todo sobre la mesa del chico. - Servido usted, señor - dijo en un ligero tono animado y burlón al clásico mesero amargado de su empleo. Caminó hasta la silla que estaba al lado contrario de la mesa, girándola para que el respaldo quedase hacia adelante para luego proceder a sentarse, apoyando los brazos en el respaldo y su mentón sobre los recién mencionados. - Eres de nuevo ingreso, ¿no? Tu cara me suena pero no con un nombre - asintió para si mismo, dándose un par de toques a la cabeza con el índice - ¡Pero bueno! Me pareció curioso que llegase un alumno hasta este lugar, suelen venir viejos o adultos ya cansados del trabajo - se encogió de hombros, sonriendo un poco. Alzó una de sus cejas, le vino una idea improvisada, y con una sonrisa un poco maliciosa se dignó a hablar una vez mas - Una pregunta trampa para romper el hielo, ¿qué consideras como la palabra "héroe"? -

Mensaje por Tony Fraga el Miér Jul 20, 2016 4:18 pm

Volver arriba Ir abajo

Re: A little bit of sugar and cliche on my coffee [Libre]

Una vez hecho el pedido, lo único que quedaba por hacer era esperar a que le fueran servidos los fideos. Hacer tiempo no era lo suyo, le costaba demasiado el mantenerse sin hacer absolutamente nada aunque fuera por unos minutos. Malacostumbrado a la casa de su familia, donde en cualquier segundo alguien podía atravesar una pared bajo el grito de una prueba sorpresa. Suspirando, se dejó caer sobre el respaldar de la silla, pasando ambas manos tras su cabeza y centrando su mirada en el techo del restaurante. Apenas llevaba una semana en el Yuuei, ni siquiera había pensado en un traje para pedir a la compañía que se encargaba de confeccionarlos para la academia, por lo que había estado utilizando el uniforme de practica estándar. Hasta el momento todo había ido bien, ningún problema había sido consecuencia suya ni de su Quirk, pero sabía que solo era cuestión de tiempo para que algo pasara. Un Quirk inestable  y el pobre control del mismo, era una receta perfecta para el desastre.

¿Hm? ―fue sacado de su ensimismamiento al escuchar el sonido del plato siendo colocado sobre la mesa, sentándose de forma adecuada para comer― Oh, gracias. Lo siento, estaba algo distraído ―se justificó por mera educación, tomando las especias una por una y echando un poco de cada en el tazón, para luego tomar el mismo con ambas manos y, sin hacer un sonido ni cambiar su semblante tranquilo y educado, inclinarlo sobre sus labios e ingerir todo el contenido de un solo trago, dejando el recipiente vacío de vuelta sobre la mesa. Tomó una servilleta, se limpió apropiadamente la boca y, como si nada hubiera pasado, la dejó sobre la mesa, perfectamente doblada― Estaba delicioso ―soltó sin más antes de responder a la pregunta del joven, quien se había sentado en el lado contrario de la mesa― Si, ingresé en la academia hace aproximadamente una semana. Soy nuevo en la ciudad y, bueno, digamos que la cocina no se me da muy bien; encontrar este lugar me salvó la vida ―confesó, acomodándose el parche con una mano. La siguiente pregunta lo tomó por sorpresa, ya que no esperaba tener que responder algo así, y, además, tampoco estaba seguro de contar con una respuesta acertada― Un héroe... ―a lo largo de su corta vida había escuchado varias definiciones de esa palabra, pero había una en particular que le gustaba relacionar. Apoyó ambos codos sobre la mesa, entrelazando las manos delante de su rostro, y respondió:― Un héroe, a mi parecer, es quien sabe que puede hacer el bien por los demás, que puede ayudar, y lo hace. Sin importar las consecuencias, ni si habrá o no una recompensa por sus actos. Un héroe no necesita fama, ni fortuna, ni siquiera ser llamado héroe ―tomó una pequeña pausa, sonriendo de medio lado ante lo que iba a decir― Sonará a cliché, pero un héroe siempre ve más allá ―el lema de la academia, aunque suponía que no se refería a eso― ¿Y tú? ¿Qué piensas de la palabra "Héroe"? ―le devolvió la pregunta a su contrario, desentrelazando sus dedos para apoyar la espalda contra el respaldar de la silla y relajar un poco su semblante, el cual se había tornado extrañamente serio al hablar de ese tema.

_________________
Hablo | Pienso | Narro | Narro 1ra persona
― Ficha ―

Mensaje por Ryan el Miér Jul 20, 2016 9:04 pm

Volver arriba Ir abajo

Re: A little bit of sugar and cliche on my coffee [Libre]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 :: El Mundo :: Asia :: Japón

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.